8 consejos para la vuelta al cole: crear rutinas y buenos hábitos para los más pequeños

8 consejos para la vuelta al cole: crear rutinas y buenos hábitos para los más pequeños

Septiembre es época de reunión y de rutinas, en este mes vuelven a tomar importancia los horarios, las prisas y el estrés. Además, la pandemia del coronavirus ha hecho que este momento llegue también acompañado de nuevas medidas y protocolos sanitarios. Por ejemplo, recientemente se anunció que la mascarilla seguiría siendo obligatoria desde los seis años en todos los centros educativos.

Septiembre puede hacerse muy cuesta arriba, tanto para adultos como para los más pequeños. Y es que, después de haber disfrutado de libertad sin horarios, ocio ilimitado y de la familia al completo, para los niños, separarse de sus padres puede ser un momento traumático. ¿Crees que estáis preparados? 

En cualquier caso, desde WoWplay queremos darte algunos consejos para ayudarte a enfrentar la vuelta al cole lo mejor posible. ¡Aquí los tienes!

1- Vuelta a la rutina, aprovecha para incorporar hábitos saludables

El inicio del noveno mes del año suele dar entrada al momento en el que se retoman los horarios habituales. En el caso de los niños, se reanudan las clases y comienzan a pensar en las actividades extraescolares. Pero septiembre no es solo eso, este mes también llega con nuevos propósitos, y es que la vuelta a la rutina y la vuelta al cole pasa por plantearnos nuestros hábitos y la necesidad de cambiar algunos de ellos. Eso sí, todo sin perder el buen sabor de boca que nos dejaron el verano y las vacaciones. 

Este es el momento perfecto, mientras volvemos a acostumbrarnos a las rutinas de siempre, en donde tenemos la oportunidad de incorporar y hacer nuestros nuevos hábitos más saludables. La adopción no será repentina, sino progresiva, y esperemos que perdurable en este nuevo curso lleno de oportunidades.

2- Sin prisas y sin presión

Comenzar el día de forma pausada y dedicándole el tiempo necesario a las tareas es esencial para evitar la ansiedad o el nerviosismo en los niños. Por eso, un buen consejo es buscar tiempo para compartir un desayuno en familia.

Recuerda que la adaptación a los nuevos horarios debe ser lo más progresiva posible, además el niño necesita de tiempo, esfuerzo y organización. Así el cambio no será tan brusco. 

Hay que evitar a toda costa las prisas y el descontrol, podéis planificar el horario unos días antes, y revisar la funciones que cada uno debe cumplir en la mañana. Así el niño se sentirá parte de la rutina y se esforzará más por cumplirla. 

3- Planifica la semana y crea sus propios objetivos

La organización es la clave. Tanto los adultos como los más pequeños debemos preparar nuestros objetivos a corto, medio y largo plazo, estas metas tendrán que ser realistas, realizables y evaluables para que las alcancemos con éxito y satisfactoriamente. Además, tener sus propios objetivos individuales le motivará aún más.

4- Busca la unión del juego y del aprendizaje

Pasar del ocio casi continuo al horario lectivo y los deberes puede resultar, al principio, bastante estresante. Para evitarlo, puedes planificar juegos educativos que combinan la diversión con el aprendizaje. De hecho, el desarrollo de actividades lúdicas puede resultar muy beneficioso para los más pequeños. En este post puedes encontrar más detalles sobre todas sus ventajas, además conocer las suscripciones WoWplay y cómo pueden ayudarte en la vuelta al cole con su método hands-on.

Por otro lado, también te recomendamos pasar tiempo fuera de casa, para que los pequeños puedan desconectar con otros niños, ya sea en la calle, en el parque o en actividades extraescolares deportivas. 

5- Trabaja la ansiedad y la frustración

Un error muy común es convertir la despedida ante la puerta del colegio en un momento dramático en el que el niño acaba llorando y los padres se alejan con la cabeza gacha. Un comportamiento totalmente equívoco. Hay que separarse es con naturalidad, firmeza y evitando los tintes de tragedia.

La mejor forma de hacerle atractiva la vuelta al cole, sin duda alguna, es dar valor a sus relaciones con compañeros y profesores, así como mostrarles lo positivo que será aprender. Recuérdale lo bien que se lo va a pasar en clase. De nuevo, debemos mostrarnos felices y sonrientes, para que el niño no llegue con miedo el primer día. 

Por otro lado, como padres o educadores debemos adelantarnos a los caprichos y comenzar a inculcarles el proceso de negociación, sin chantajes y sin frustración.

6- Comunicación en familia

Si hay algo realmente saludable para un niño, es el tiempo en familia. Es muy importante crear un espacio donde pueda exponer sus logros, sus aventuras y sus problemas, un lugar donde pueda hablar sin miedo. Planifica estas reuniones al menos una vez a la semana, concédele tiempo para que te cuente todo lo que necesite. Simplemente escucha sin menospreciar sus preocupaciones y ofréceles comprensión y apoyo. 

Para muchos padres, la experiencia WoWplay se ha convertido en ese momento de reunión en el que conectar con la familia y desconectar de todo lo demás. Si no sabes por dónde empezar, comienza jugando. Con las propuestas divertidas y sorprendentes que encontrarás en nuestros kits WoWplay descubrirás que todo fluye y se convierte en un momento especial para compartir con tus pequeños. 

7- Controla el uso de las pantallas y los dispositivos electrónicos

El uso excesivo de pantallas en edades tempranas, especialmente si interfiere con actividades esenciales para el niño, puede ser muy perjudicial para su desarrollo. Sin embargo, los padres y educadores deben propiciar la alfabetización digital de los pequeños, y fomentar un consumo responsable. En este post tienes más información sobre beneficios y riesgos del uso de las pantallas.

niños que van contentos al colegio

8- Refuerza lo positivo cada vez que vuelvan del cole

Al igual que para los adultos la vuelta al trabajo, el retorno a las aulas puede ser un momento duro, por lo que es necesario preparar el terreno y darle toda la carga positiva que nos sea posible. 

Invertir tiempo en el refuerzo positivo influye directamente en la salud mental y emocional de nuestros hijos, por lo tanto, aumenta su probabilidad de éxito en el futuro. Nunca pienses que decirle lo bien que lo ha hecho o lo orgulloso que te sientes es una perdida de tiempo, al contrario, puede crear conexiones muy fuertes y además mejorar su autoestima y la seguridad en sí mismos




Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published