¿Cuáles son las habilidades para tener éxito en el siglo XXI?

¿Cuáles son las habilidades para tener éxito en el siglo XXI?

Somos espectadores de cambios sin precedentes. La tecnología, Internet y la Inteligencia Artificial, cuyo propósito es crear algoritmos y máquinas que puedan sustituir las actividades más repetitivas que realizamos los seres humanos, se están desarrollando a un ritmo frenético.

¿Qué quiere decir esto? Los modelos que hasta ahora conocemos están obsoletos. Necesitamos reinventarnos y transformarnos para adaptarnos al futuro, especialmente al entorno laboral de los próximos años, el cual requerirá de nosotros nuevas habilidades.

De hecho, y según informa el estudio del ‘Foro Económico Mundial sobre el Futuro de los Trabajos’, el 50% de todos los empleados necesitarán volver a formarse para el 2025. Sin embargo, la pregunta es, ¿en qué necesitaremos formarnos? Pues aquí es donde entran las llamadas ‘habilidades del siglo XXI’

Aunque no sabemos cómo serán los empleos del futuro, ya que muchos de ellos aún no existen, sí sabemos qué habilidades serán clave para el desarrollo profesional del siglo XXI, entre estas se encuentra el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la autogestión, resiliencia, el aprendizaje activo, la capacidad de recuperación, la tolerancia al estrés y la flexibilidad.

Todas estas son conocidas como habilidades blandas o ‘softskills’. ¿Las conoces?

¿Qué son las habilidades blandas?

Las competencias suaves o ‘softskills’ son habilidades personales, sociales y comunicacionales que poseemos y que nos ayudan a desempeñar cualquier trabajo o a movernos por cualquier entorno, así como,especialmente, a interactuar con los demás.

Debes saber que las habilidades blandas son habilidades subjetivas, por lo tanto son difíciles de cuantificar y evidenciar, a diferencia de las llamadas habilidades duras.

Las habilidades del siglo XXI 

  • Creatividad
  • Pensamiento computacional
  • Pensamiento crítico
  • Resolución de problemas
  • Comunicación
  • Colaboración
  • Razonamiento cuantitativo
  • Pensamiento lógico
  • Autorregulación
  • Determinación
  • Perseverancia
  • Resiliencia
  • Flexibilidad
  • Aprender a aprender

Las habilidades del siglo XXI se enfocan cada vez más en el desarrollo de la parte socioemocional de cada individuo, algo fundamental para impulsar el éxito personal y profesional de acuerdo a distintos especialistas y líderes de diferentes industrias; quienes identifican que existe una brecha entre las competencias que buscan los empleadores y las aptitudes y conocimientos de los empleados. 

¿La educación actual fomenta el desarrollo de las actividades blandas?

¿Crees que la educación actual está ayudando a los niños a desarrollar las habilidades que necesitarán para encontrar trabajo en el futuro? La respuesta de los expertos de nuestro país a esta pregunta suele ser ‘no’. Y es que, la educación sigue enfocada en sufragar necesidades educativas ya obsoletas, sin muchas veces tener en cuenta el cambio de paradigma que está desencadenando la tecnología. 

El enfoque tradicional, centrado en el modelo de memorizar y mecanizar; brinda conocimientos técnicos y teóricos sobre distintas disciplinas, aunque tiende a dejar en segundo lugar el desarrollo de las habilidades blandas.

Como muestra el libro,  ‘Habilidades para el Éxito’ de Melissa Tooley y Laura Bornfreund, los mejores programas educativos son aquellos en los que se da la debida atención al desarrollo de capacidades como la colaboración, la perseverancia  y la inteligencia emocional.

Las conclusiones son claras, debemos insistir para conseguir incorporar programas educativos que fomenten las habilidades blandas desde edades tempranas.

STEAM, una apuesta por el futuro

Especialistas como el escritor y periodista Paul Tough señala en su libro “How children succeed” (Cómo triunfan los niños), la necesidad de comenzar cuanto antes a trabajar en las llamadas habilidades blandas para impulsar un mejor futuro para los niños.

Al preguntar: “¿Por qué algunos niños tienen éxito de adultos y otros no?”. El autor plantea la hipótesis de que las habilidades no cognitivas, como la persistencia y la confianza en sí mismos, son aún más determinantes para alcanzar el éxito que la capacidad intelectual por sí misma.

En este sentido, y aunque el método de aprendizaje STEM está basado en el estudio y la interacción con las ciencias duras, su implementación también contempla el desarrollo de habilidades socioemocionales. 

De hecho, el método de aprender haciendo que promueve STEAM, conocido como hands-on learning, hace que los estudiantes encuentren más de una solución a un problema, fomentando un espíritu innovador y autosuficiente, al tiempo que refuerza el pensamiento lógico.

Debido a la naturaleza del trabajo en equipo también se promueven habilidades como:

  • Comunicación verbal y escrita
  • Liderazgo
  • Organización
  • Administración del tiempo
  • Seguir direcciones
  • Deseo de aprender
  • Solución creativa de problemas
  • Tolerancia al fracaso
  • Retos del paradigma educativo actual

¿Por qué WoWplay es un impulso al desarrollo de las habilidades blandas de tus hijos?

Cada vez más países impulsan políticas para que los programas educativos contemplen la enseñanza de conocimientos tecnológicos y el desarrollo de habilidades interpersonales en edades tempranas. Por eso, WoWplay, consciente de este panorama, ofrece soluciones educativas en casa para apoyar a los padres a exponer a los niños desde pequeños a conceptos STEAM; competencias que ayudarán a desarrollar habilidades blandas y tecnológicas muy necesarias.

La transformación hacia un mundo que combina el aprendizaje manipulativo con el entorno digital ya ha comenzado, es imprescindible que ayudemos a los más pequeños a conseguir las competencias necesarias:  como la programación (el lenguaje de las máquinas), que será imprescindible en el ámbito laboral de los próximos años. 

WoWplay ayuda a niños a desarrollar e iniciarse en todas estas habilidades y competencias, con sus diferentes módulos enfocados a electricidad, programación o ciencias, asientan los cimientos del futuro y consiguen contribuir a cerrar la brecha educativa y laboral que, según todos los indicadores, se ensanchará considerablemente en los próximos años.




Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published