Blog

La resiliencia se define como la capacidad de recuperarse rápidamente de situaciones adversas, como una baja calificación, una pelea con un amigo, la pérdida de un ser querido o de un puesto de trabajo. Ser personas resilientes puede ayudar mucho a nuestra salud mental y también a alcanzar el éxito en ámbitos como el educativo o el laboral. Sin embargo, adquirir esta habilidad forma parte de un proceso, que según los expertos debe iniciarse y estimularse durante la infancia.

En el post de hoy hablamos sobre varias startups que dirigen su propuesta de valor hacia un público infantil, especialmente educativas y basadas en un modelo de suscripción, ya sea con kits periódicos que llegan a casa o a través de sus propias plataformas/apps. Lo que todas tienen en común es que crean productos o servicios para hacer del aprendizaje algo ameno y divertido que encaja en la vida de los más pequeños. 7 suscripciones innovadoras y educativas con propuestas muy interesantes y con un potencial inmenso que, definitivamente, deberían estar en tu radar si tienes niños. 



En España, la mayoría de los menores tiene móvil o acceso a un dispositivo que le permite acceder a la red. El reto, aún más acuciante después de la pandemia, reside en poder ofrecer una educación digital que garantice la formación y enriquecimiento a través de los contenidos y los entornos digitales.

¿Pero por qué esto es tan urgente y tan importante? Pues bien, la razón es simple, y es que si de algo estamos seguros es que el futuro y las nuevas profesiones demandará a los niños de hoy habilidades digitales.

Septiembre puede hacerse muy cuesta arriba, tanto para adultos como para los más pequeños. Y es que, después de haber disfrutado de libertad sin horarios, ocio ilimitado y de la familia al completo, para los niños, separarse de sus padres puede ser un momento traumático. ¿Crees que estáis preparados? 

En cualquier caso, desde WoWplay queremos darte algunos consejos para ayudarte a enfrentar la vuelta al cole lo mejor posible. ¡Aquí los tienes!

7 de cada 10 menores españoles tiene teléfono móvil y el 34% de las familias no impone un límite horario al uso de las pantallas, según datos del INE. Numerosos estudios indican también que hasta dos tercios de los niños pasan más tiempo del recomendable delante de pantallas. ¿Controlas las horas que pasan tus hijos viendo la tele? ¿Y en las redes sociales?  Aquí te contamos algunos de los beneficios que puede tener disminuir la cantidad de tiempo que los niños pasan mirando pantallas.



Según los expertos, “el juego constituye una de las formas más importantes en las que los niños pequeños obtienen conocimientos y competencias esenciales”. ¿Por qué entonces nos obsesionamos tanto con las horas que el niño pasa estudiando? Esta es una pregunta que todos deberíamos hacernos, ya que el aprendizaje de los niños a través del juego es la forma más eficaz de fomentar su desarrollo intelectual, social, emocional y físico.



Si algo sabemos es que el cerebro se relaciona con el mundo a través de nuestros sentidos. Cuanto más compleja y real sea una actividad, más atención deberá poner nuestro cerebro. Esto demuestra que los proyectos prácticos y la resolución de problemas reales nos permiten aprender y adquirir habilidades más fácilmente que estudiar sobre un libro de texto.  

¿Por qué la educación en el contexto tradicional estimula simplemente la recepción de la información de un modo unidireccional, del docente hacia los alumnos, en un ambiente creado para asimilar conceptos a partir de la memorización sistemática? ¿No sería más productivo desarrollar actividades de enseñanza activa y práctica? La respuesta es sí, además estas metodologías ya existen, por eso aquí te contamos más sobre ellas:

Son muchas las familias que se agobian cuando llega el verano, ya que los niños abandonan sus rutinas y sus quehaceres diarios. A pesar de que puede resultar complicado, el tiempo que los padres decidan pasar con sus hijos durante las vacaciones puede ser muy enriquecedor para ambos. El periodo estival es un buen momento para que el niño se dedique a cosas que le gustan y que ha tenido que dejar a un lado durante el año, por ejemplo la música, la pintura o el deporte.

En estos días se habla mucho de cómo será el futuro, aunque cada vez lo hacemos con más tintes de presente. 

Nos encontramos en el camino hacia el cambio. La pandemia, la globalización y la tecnología marcan un camino claro hacia una profunda revolución digital. 

¿Cómo afectará a la sociedad? ¿Cómo será el futuro laboral? ¿Cómo podemos preparar a los niños?